El presente dossier invita a reflexionar sobre las relaciones de proximidad y distancia entre dos movimientos del pensamiento que sabemos problemáticos desde el momento en que no existen más que acuerdos parciales y provisorios acerca de lo que cada uno de ellos representa en el estado actual de las investigaciones. Teoría social y deconstrucción son nombres que aluden a prácticas únicas y a la vez múltiples, cuyas trayectorias respectivas, aunque reconstruibles, en principio no pueden ser definidas, sin más, por los límites de tal o cual momento histórico, herencia, filiación o nombre propio. Entre otras razones, porque son movimientos cambiantes y en permanente reconfiguración estratégica. El hecho de que aquí aparezcan juntos y ocupando el lugar del título no supone la precomprensión de los mismos ni una relación determinada entre ellos. En lo posible, habrá que leer este encabezamiento, “Teoría social y deconstrucción”, como una invitación a interrogar el sentido de los elementos que lo conforman, teniendo en cuenta sus cruzamientos y descruzamientos.

?>